Experiencias

Disfruté de su hospitalidad y enseñanzas de meditación

Mi opinión personal y profesional sobre la organización Brahma Kumaris, declarada de utilidad publica por el Ministerio del Interior español desde 2001, se basa en la relación de amistad que hace ya más de quince años mantengo con varios de los miembros de su comunidad y en haber tenido la suerte de disfrutar de su hospitalidad y enseñanzas de meditación en retiros realizados en varios de sus centros repartidos por el mundo, en concreto en Oxford, en India (Mount Abu y Delhi) y en Nueva York.

En su programa internacional denominado Call of the Time han participado expertos en liderazgo y desarrollo humano tan prestigiosos como Peter Senge o Humberto Maturana. Y los materiales que tienen editados sobre educación en valores, meditación y desarrollo personal son francamente excelentes.

En ninguno de estos retiros, de varios días de duración en régimen de pensión completa y, por cierto, con una comida vegetariana deliciosa y preparada con amor, he tenido nunca que desembolsar nada de antemano, existiendo la sugerencia de hacer una aportación privada voluntaria que incluso la pura cortesía invita a hacer.

El principal regalo que he recibido de la comunidad Brahma Kumaris es la práctica de la meditación Raja Yoga, una experiencia de centramiento, pacificación interior y ejercicio de la soberanía personal y del pensamiento positivo precursora del hoy día tan popular “mindfulness”.

Durante una época de mi vida de gran padecimiento por sufrir una enfermedad neoplásica grave, la práctica de la meditación Raja Yoga me supuso una herramienta esencial para mantener la calma y el optimismo durante todo el proceso de tratamiento, y hoy día me siento profundamente agradecido a todos los integrantes de este maravilloso grupo humano nacido para servir a la causa de un mundo en paz. Om shanti.

Dr. Salvador García.
Doctor en Medicina y profesor titular de Psicología Social en la Facultad de Psicología de la Universidad de Barcelona.
Barcelona, julio2017.