Experiencias

Con los pies en la tierra y la mirada en el cielo

Desde que conocí a Sister Jayanti y a Brahma Kumaris en 2005 mi vida ha cambiado en muchos sentidos, todos ellos para bien.

En las enseñanzas de Brahma Kumaris he encontrado respuestas a preguntas que llevaba años haciéndome, y las charlas, meditaciones, retiros, momentos de introspección y también vivencias cotidianas que he vivido con vosotros me han ayudado a entender primero y a aprehender después mi naturaleza espiritual, y por ello a contemplar el mundo desde una perspectiva mucho más amplia y completa. Como diría el viejo aforismo, “con los pies en la tierra y la mirada en el cielo”.

En los muchos retiros a los que tan amablemente he sido invitado en España, Reino Unido, Estados Unidos e India (este otoño espero hacer mi novena visita a Mount Abu), he podido reconectarme y cargar fuerzas para luego trabajar en mi vida cotidiana desde otra energía, más poderosa y limpia, más pura y verdadera, intentando que sea desde el centro, desde el punto de quietud: desde el alma, en una palabra. Por ello, los contactos que he tenido todos estos años con las personas de Brahma Kumaris me han enriquecido y fortalecido, y también me han ayudado a entender la vida con una perspectiva de la mayor humildad y del mayor agradecimiento.

Me considero privilegiado por ser parte de la gran familia de Brahma Kumaris en el mundo. Me siento vuestro amigo y hermano espiritual, y espero que podamos seguir viéndonos y compartiendo la magia de vivir durante el tempo que nos toque estar en la tierra, con la alegría y cariño de siempre.

Joaquín Tamames